Nota de hace 50 años con la actualidad de siempre

Fútbol, , , , ,

Jorge Barraza nos describe la final de la Copa Libertadores en 1962, entre Santos y Peñarol, pero no el partido decisivo que se jugó en Buenos Aires, sino el realizado en Sao Paulo, cuando el árbitro chileno debía detener el juego por falta de seguridad y el marcador 3-2 a favor de Peñarol, pero los dirigentes del Santos y de la Asociación de Sao Paulo los amenazaba de muerte. Luego jugaron en Buenos Aires y ganó el Santos de Pelé, pero eso fue otra historia.

Envíe sus comentarios aquí: